Amaneceres, un eBook para vosotros

1 comment

Un Cupido anciano y moribundo, expulsado del cielo por enamorarse; cuatro amigos de acampada la Noche de San Juan; un hombre que lo ha perdido todo por una maldición gitana; un anciano que la víspera de Todos los Santos alivia las penas con sus cuentos… y alguna sorpresa más es lo que os espera en esta primera recopilación de relatos cortos que aquí os ofrezco.

Comenzando por Pastor, mi primer cuento “serio” que a su vez abre el ciclo de La montaña palentina –completada con Por la amistad y el Cuentacuentos–, esta colección abarca prácticamente una década de mi vida, y los cambios que sufrí entre mi época universitaria, el mundo real, mi matrimonio… todos esos sentimientos están reflejados en el estilo de cada uno de los ocho relatos que conforman Amaneceres.

Leerlos de nuevo me hace sentir un voyeur :-p

Distribuido libremente bajo licencia CreativeCommons 3.0, podéis bajar Amaneceres tanto en formato PDF como en libro electrónico (ePub), y leerlo o imprimirlo en un ordenador o en cualquier dispositivo que soporte estos estándares (eBook readers, teléfonos Android®, iPad®…):

Descargar Amaneceres en libro electrónico (.ePub)

 

Descargar Amaneceres en .pdf

Descargar Amaneceres en Adobe PDF (.pdf)

Un ruego, tan solo… el éxito de esta iniciativa depende completamente de vosotros, por lo que por favor os pido… ¡compartidlo!, enviadlo a toda vuestra lista de contactos, contadselo a vuestros amigos en Facebook, twitteadlo por toda la Red o enlazadlo en vuestros blogs preferidos. Si de verdad os ha impactado, no será mucho pedir. Es un sueño, mi sueño, pero sois *vosotros* quienes lo haréis realidad.

¡Disfrutad leyéndolo como yo disfruté al escribirlo!


Licencia de copyright y derechos de autor

Licencia de Creative Commons

Amaneceres, de Javier Paredes, se distribuye de forma gratuíta bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0, y se encuentra inscrita en el Registro de la Propiedad Intelectual de España

Semillas de ilusión… a Cris y Noe

no comment

El 8 de septiembre de 2012 Cristóbal y Noemia se dijeron el “sí, quiero” en la catedral de Tui (Pontevedra), y claro está, su hermana Pilu fue llamada al púlpito para dedicarles estas palabras:

Estas líneas que os escribo son tan solo un puñado de grandes sentimientos guardados en mi corazón, semillas germinadas a lo largo de los años, fruto del cariño que siento por vosotros y que ante todos quiero hacer presente. Porque vosotros sois esa ilusión que hoy despierta la alegría y el regocijo del alma en nuestros corazones, la propia vida en toda su esencia y esplendor; hoy encarnáis, en definitiva, ese lazo que refleja el verdadero amor.

Desearía en este instante compartir con vosotros esta ilusión que fortifica aún más vuestra unión y tener la oportunidad de ofreceros estas breves pero cariñosas palabras.

Fue en unas vacaciones por estas tierras de leyenda, hace unos cuatro años, que mi hermano cayó en tus brazos, Noe. Él siempre ha sido así: en un instante sabe lo que quiere, no para hasta conseguirlo… ¡y *siempre* ha de ser lo mejor! :-p

Si bien es posible que cuando Cris regresó a Madrid, aún no fuerais conscientes del cambio tan profundo en vuestras vidas, fue quizá esa distancia —tan insignificante en la escala atemporal del amor— la que influyó definitivamente sobre vuestros destinos y grabó un camino juntos en las estrellas.

Y fue una inesperada sorpresa —grata, por supuesto, pero inesperada al fin y al cabo— cuando finalmente nos hiciste una visita y pudimos conocer y disfrutar de la persona más maravillosa, risueña y jovial que mi hermano había escogido para ser su pareja en este juego de la vida. Porque tras cinco minutos en tu compañía no sólo nos quedó clara tu belleza y bondad, sino que además supimos que Cris tenía en ti un verdadero bastión de valores sobre el que apoyarse para enriquecerse aún más como persona.

Un pesar, únicamente, y es que nuestro padre no haya podido contemplar la suerte que ha tenido mi hermano al encontrarte, Noe. Él nos enseñó que el verdadero amor es aquel que crece día a día, regando esas pequeñas semillas de ilusión que cada uno aporta en la pareja. Ahora está ahí arriba, una estrella rutilante velando por nosotros en este inmenso océano de la vida, y estoy segura de que se alegrará mucho al veros aquí, decididos, uniendo vuestros corazones ante el altar.

Y, si bien no es una tarea fácil la que hoy emprendéis, lo importante es que os améis, pues el amor es la llave de la vida y de la pasión. Y siempre amar sin condiciones y sin exclusividades, ya que el amor es dar, compartir, e ir descubriendo la felicidad en el día a día con esas pequeñas cosas que, en definitiva, son las que nos hacen grandes.

Pero, si con el paso del tiempo, os aborda la rutina, os sentís solos, o simplemente vuestros corazones se llenan de tristeza, espero que volváis a sentir la emoción que os provocó el primer beso, que sintáis la caricia mimosa de vuestras manos entrelazadas y que recordéis este día en que os prometisteis eterno amor. Porque así es su magia; siempre que verdaderamente se desee, el cariño resurgirá de estas semillas que hoy compartís con nosotros.

Por eso os deseo que logréis hacer del presente un futuro lleno de felicidad. Porque vuestro maravilloso empeño en seguir adelante representa asimismo una confirmación del amor, el cariño y la pasión que nosotros mismos experimentamos con nuestras propias parejas y, por supuesto, con nuestros padres, quienes nos ofrecieron —sin esperar nada a cambio— el regalo más maravilloso que puede otorgar el amor: la vida. Llevadlos siempre en vuestros corazones, pues ellos son su encarnación primordial.

Queridos Cris y Noe, cogeos la mano y caminad firmes porque este día no es más que otro paso juntos en vuestra senda a la felicidad.

Os queremos.

La ovación fue sonada, como os podéis imaginar, e incluso el sacerdote que ofició la ceremonia nos pidió una copia pues “era una de las lecturas más sentidas y que mejor reflejaban el espíritu del amor” que él había escuchado.

Y es que no era para menos… pocos se lo esperaban, y muchos fueron los pañuelos que se humedecieron aquel caluroso mediodía (sí, llevabamos más de una semana ¡con 31º a la sombra!).

Enhorabuena, parejita… ¡vaya suerte!

Insomnia (II)

no comment

Y segunda noche seguida que mi cerebro me delata… soñando con unos secuestradores que el fin de semana iban a craneotomizarnos la cabeza a varias parejas en un hotel junto a la playa, de repente ¡plof!, me quedé sin conocer el final de tan grandiosa aventura.

Y esta vez una tercera en discordia aparece, la melodía de “Mother Russia” de los Iron Maiden que esta mañana resonaba en el coche camino del trabajo… al menos mis desvelos tienen estilo :-p

Hora y media escuchando la respiración de mi esposa (se encuentra un poco más despejada, gracias por preguntar) hasta que me decidí a llenar el cyberespacio de más mierda y liberar mente y llaga con esta segunda edición de mis nocturnas favoritas.

El zombie que era hoy ante el InDesign se parecerá mucho al que vea el Photoshop mañana. Si esto similar a lo que experimentan los padres primerizos cuando su progenie no les deja dormir, no logro entender cómo la especie humana ha logrado sobrevivir hasta la era atómica y poco más allá.

Mañana… ¿más?

Insomnia (I)

no comment

¿Nunca os habéis parado a pensar la cantidad de heces que nuestro cerebro desecha cuando no podemos dormir?

Llevo casi dos horas tratando de conciliar el sueño, y pensamientos encadenados –como el juego, pero menos divertido al competir con uno mismo– de todo tipo me han perseguido de duermevela a desvelo, y luego a duermevela, y a desvelo, y a… Podría tener gracia, hasta que alguno de ellos te asusta de verdad, y la parte de tu cerebro que aún conserva la cordura diurna enciende una luz –“There are four lights!”– roja –“Red, it was RED!”– y grita:

¡pero tío, ¿de qué COÑO vas?!

Y la parte del cerebro que encadena pensamientos a tontas y a locas, así, como si sufriera una diarrea mental crónica, inserta dicha luz roja –“RED!”– y comienza a jugar también con ella, así que he tenido que levantarme definitivamente cuando aquello se ha convertido en una orgía familiar de primos políticos, asesinatos en iglesias con Jesucristo obrando un milagro navideño, mucosidades invadiendo el aire que respiraba (mi esposa tiene un trancazo de cojones) y un calor del infierno (caray con el veranillo de San Migüel) que cada vez me ponía más nervioso… y encima se ha terminado el finde, y mañana a pasar revista a las 7.00 (en unas cinco horrillas)

¡hay que joderse!

Alan Wake o cómo despertar a la realidad

no comment

Después de varias horas sin parar jugando al Alan Wake en la xBox, uno llega a pensar que su vida es un oscuro camino que debe recorrer bajo la luz de una linterna hasta despertar de la pesadilla que es la vida.

Que los sueños son películas narradas en tercera persona con cuervos sobrevolando cielos tenebrosos mientras huyes por bosques umbríos recogiendo las páginas de una novela que un loco escribió en su día y, como quiso hacer Sartre, fue destruida ante la salvajada que había creado [sic-escrito sin tener idea de la historia; dudo que sea así]

Llegados a este punto recuerdo la excelencia que nos brindó Stephen King cuando comparó el acto de escribir a hacer de vientre, algo especialmente complicado cuando los desechos toman conciencia de su propia existencia y no desean ver la luz del día

Pero ¿como reconocer la Realidad?

Nuestra vida… ¿es real cuando soñanos, o nuestros sueños nos poseen cuando estamos despiertos, trabajamos, comemos, hacemos el amor y nos emborrachamos?

¿Cómo vivir, si todo lo que sentimos son reflejos de lo que podríamos ser?

Algún día… (Alicia)…

no comment

… cuando te mires al espejo, te preguntarás: “¿de quién coño son esos ojos?”, o algo más importante: “¿quién coño eres tú?”

Y será el comienzo de la caída… un abismo sin fin que se abre a tus pies, al cual es imposible resistirse porque no eres tú quien cae en él, sino esa otra persona –de imagen eterea– que te devuelve la mirada desde esa otra realidad que se aprecia tras el espejo. Una realidad desenfocada, átona y perceptual que pide ayuda a gritos, pero a la que es imposible alcanzar a no ser que atravieses el abismo.

Como Alicia

Pero si escoges ese camino, el dolor será tu estigma, el olvido tu sino, y la locura tu vida diaria. Claro que no tienes elección, ¿verdad? Resistance is futile, decían los Borg, y tenían razon… en parte. Porque si bien no hay elección posible una vez que el abismo te señala, sí que existe la negación: el orgullo humano, que muchas veces causa guerra y dolor, se convierte ahora en una tabla de salvación espiritual que grita

¡ ¡ ¡  NO  ! ! !

y te dejas las uñas, la garganta, las pelotas o los ovarios para no caer… pero es imposible, y algún día, algún día…

Alicia no salió del agujero

Al amor de una madre

no comment

Fue para su cumpleaños. No quería regalarla nada en metálico porque… bueno, ya sabéis cómo anda España en estos tiempos, para qué os voy a contar. Así que se me ocurrió escribirla una “poesía” y plasmarla en un par de fotos que hice ese mismo verano en mis vacaciones en la isla de Menorca.

No esperaba nada espectacular (sinceramente, como cualquier escritor, uno nunca está satisfecho de su trabajo), pero con el marco de cristal la verdad es que el resultado era precioso… y su rostro al desvelar el regalo no dejó indiferente a ninguno de los presentes.

La poesía en cuestión rezaba:

Anoche, mientras dormía…
… sólo podía pensar en ti, en tu sonrisa, tus mimos, tu amor.
El amor de una madre, incondicional y sincero,
eternamente dedicado a los que te quieren.
Toda una vida de ternura sin esperar nada a cambio,
pues así es tu cariño; así es tu corazón.

Anoche, mientras dormía…
… una paz tomó mi mano y me acunó entre sus brazos,
arrullándome con el plácido murmullo del mar
e iluminando tiernamente el camino de mis sueños,
guiándome con paciencia entre umbríos senderos
para juntos alcanzar el albor del amanecer.

Anoche, mientras dormía…
… tú fuiste quien calmó mi corazón.

Te quiero, mamá…

Y aquí tenéis los dos montajes ya preparados @ 300 ppi, listos para imprimir en formato 20×15, recortar y hacer feliz a quien tanto os ha dado (pinchad en la imagen varias veces para descargar la versión en alta definición).

La primera imagen es una vista nocturna del puerto y los restaurantes (el Pescador, por ejemplo, recomendado) del pueblo de pescadores de Fornells (Menorca). Es uno de los motivos más fotografiados, y aparece en bastantes postales:

Fornells by night

Y esta segunda es una fotografía de la zona residencial próxima a este pueblo, Playas de Fornells, con el restaurante Reclau al borde del mar, tomada desde uno de mis rincones favoritos:

Platges de Fornells en la quietud

Ambas realizadas con una cámara “de andar por casa” que al menos permite modificar la velocidad de obturación y abrir el nºf para controlar un poco mejor el resultado final.

Disfrutadlas, y ánimo, que arrancar una sonrisa a una madre… ¡siempre es bonito!

Recordando a Van Gogh

no comment

Pese a no hallarse expresamente relacionados, élane se encuentra en la obligación de rendir un pequeño homenaje a uno de los artistas más admirados (por su tortuosidad y goticismo) del siglo XIX.

A caballo entre su reclusión en el sanatorio mental de Saint-Rémy-de-Provence y sus escasos momentos de extrema lucided, un año antes de poner fin a su vida nació La noche estrellada (De sterrennacht). Vincent van Gogh lo pintó con la luz diurna reflejándose en sus ojos, materializando sobre el lienzo la tremebunda huella que aquellas vistas nocturnas desde su habitación grabaron noche tras noche en su torturada alma.

La noche estrellada, de Van Gogh

Tomada de Wikipedia España

Este apocalíptico cuadro, donde las fuerzas cósmicas oprimen los dominios humanos demostrando así nuestra ínfima existencia, quizá represente una reminiscencia del Romanticismo ya casi relegado por el Expresionismo al olvido. Y prácticamente significaba una antesala (puede que el desproporcionado ciprés tenga parte de culpa) que anunciaba el final de una existencia, de un furor, que muchos han temido (y a veces envidiado) en ciertas etapas de su vida.

Con este background … en la noche es†rellada … tiene un largo camino por recorrer antes de aspirar siquiera a poder interpretar y saber expresar algunos de los matices que semejante obra plasma en nuestros corazones.

Mundos paralelos…

no comment

… mundos superpuestos, dejados de lado, olvidados o perdidos al crecer (o decrecer), al evolucionar (o ser obligados a), contaminarnos con la pasividad de los demás o meramente entropizados.

Si creemos a la física cuántica, cada paso que damos, cada opción que tomamos, vuelve tangible un universo frente a otras tantas posibilidades a cada segundo que pasamos respirando.

¡¡¡Y ni siquiera nos damos cuenta de ello!!!

No sólo denigramos nuestra vida, sino que además destruímos un sinfín de posibles futuros más felices del que podamos soñar para un día cualquiera, un año cualquiera, una vida… cualquiera. Porque las decisiones que tan a la ligera tomamos no sólo nos marcarán para siempre, sino que también condicionarán la vida de todos los demás, sean conocidos o no.

¿Cómo se puede vivir con tanta presión?

¿Cómo podemos aguantar en esta burbuja de felicidad sabiendo que otros mundos, los perdedores, podrían significar una vida mejor para miles de personas? Algo que nunca conocerán porque se les escapó en un suspiro a cientos de kilómetros de distancia. El presente es éste, y el futuro no existe porque otros deciden como será, sin saber nunca de ti.

¿Tan egoístas somos que jamás pensamos en ellos?